RÁFAGA. Me rozas los sentidos sin tocarme nada más que los oídos a ritmo de palabras […]