Amarnos para siempre.

Por qué no nos amamos para siempre, donde siempre sea noche y día, donde no exista rencor ni malos modos.

Que nuestros besos estén llenos, todos, de esa dulzura eterna que en pasión se torna
si me tocas.

Pues no se estar sin tí ni un solo instante, sin verte en mis adentros, en todo pensamiento.

Beatriz Barragán © 24.10.2014

CREATIVE COMMONS

One response

Haz clic aquí para cancelar la respuesta.

Por favor acceder para comentar.