...Ver tus ojos encendidos de pasión cuando me miras me revuelve aquí por dentro y sube fuego a mi sonrisa...
A pesar de su arraigado uso popular, deseo que cuando se escriba se haga correctamente y no se considere una "estrofa de menor importancia" y en la que "todo vale".
Me gustaría pensar que con este soneto, contribuyo en algo a la celebración de este "Día internacional de la mujer", en la medida en que las mujeres que creamos arte, poesía, literatura, cultura en general, somos una pieza del engranaje que da a la mujer la importancia que se merece en la sociedad.
Aprender en el amor, siempre es una opción. Quedarse con lo bueno, aunque no funcione una relación.