LÁGRIMAS

Lloro,

lloro por la impotencia del dolor no combatido.

Lloro por la indecencia de la injusticia admitida.

Lloro por no sentir el apoyo deseado,

puede ser que haya esperado demasiado hasta este punto.

Lloro por no sentir mis objetivos cumplidos, y lloro,

por escuchar palabras de desaliento,

Porque yo quiero seguir, seguir y seguir volando

y no quedarme en un nido si es que no me gusta el árbol.

Y lloro al reconocer que otra vez me equivoqué,

o quizá se equivocó la vida que me esperaba,

o es que fue que no pensaba que yo fuera inconformista, luchadora y entregada

a conseguir mi objetivo, a no sentirme defraudada.

Y lloro ríos de tinta, los que salvan a mi alma de ese sentirme opaca,

entristecida,tapada…

y me acostumbro a nadar en lágrimas derramadas

por una felicidad que siempre será buscada.

© Beatriz Barragán 28.08.2015

CREATIVE COMMONS

6 Responses

  1. El que no arriesga no gana y si tenemos que derramar lágrimas en el intento, pues las derramamos y a continuar. Muy bueno Mozaaa! Un beso enorme y espero que estés mejor

Por favor acceder para comentar.