...Ver tus ojos encendidos de pasión cuando me miras me revuelve aquí por dentro y sube fuego a mi sonrisa...
A pesar de su arraigado uso popular, deseo que cuando se escriba se haga correctamente y no se considere una "estrofa de menor importancia" y en la que "todo vale".
Aprender en el amor, siempre es una opción. Quedarse con lo bueno, aunque no funcione una relación.
Este dos mil veintiuno será un reto en nuestras vidas, conseguiremos salir adelante con medidas deformando los barrotes que atrapaban nuestras almas convirtiendo desazones en ilusiones y calmas.