Este dos mil veintiuno será un reto en nuestras vidas, conseguiremos salir adelante con medidas deformando los barrotes que atrapaban nuestras almas convirtiendo desazones en ilusiones y calmas.
Una oportunidad se puede buscar, provocar, intuir, incluso podríamos llegar a “perseguir” , aunque tal vez esa no sea la estrategia correcta. Las oportunidades se nos presentan con signos, a veces casi imperceptibles, que nosotros tenemos que saber identificar y “cogerlas” al vuelo.
Quiero escribir un cuento de esperanza  pero el miedo y el dolo no me dejan, aunque […]
BULO Cada día montones de mensajes  nos atacan sin nada de decencia, aprovechan de algunos la […]
Aunque, siendo muy “triste” lo que está aconteciendo en estos últimos meses a causa del coronavirus, […]