Con mis mejores deseos para este año que en pocos días estrenaremos, os dejo este conjunto de décimas, que espero que sean de vuestro agrado.

¡¡Muy feliz y próspero 2021!!

Veintiocho de diciembre

dos mil veinte despedimos

mil problemas ya vivimos

a cien días de septiembre.

Treinta días de noviembre

cincuenta abrazos de menos

veinte cementerios llenos

seis familiares distantes.

Dos o tres son los instantes

de amor felices y plenos.

Doce meses nos esperan,

uno que será el primero

treinta y un días de enero

un año nuevo moderan.

Miles de gentes toleran

una vacuna añorada

nueve meses anhelada

cientos de ancianos felices,

doscientas mil meretrices

una segura jornada.

Veintiocho son los días

segundo mes es febrero

sesenta sumando enero

dos amores que tenías

ocho semanas vacías

y media que fue dichosa.

Una luna esplendorosa

cuatro amantes muy fogosos

cientos de olores hermosos

la vida es maravillosa.

Tres es número sin par

noventa y uno por marzo

tres son ya los que yo engarzo

el cuarto no va a parar.

Tres mil naranjos brotar

cientos de miles de flores

mil matices los olores

cuarenta mil cumpleaños.

Todos vamos en rebaños

provocando mil temblores.

Tres millones a la calle

cinco mayos yo quisiera

mil paseos a tu vera

ni un amigo que me falle.

Ciento ochenta, que me halle

el séptimo con sus soles

cien peces, mil caracoles,

dos mil olas con su espuma.

Siete mares con su bruma

La vida con mil crisoles.

Seis millones de turistas

ocho mil pueblos de España

octavo metiendo caña

no más muertes en las listas.

Deporte en todas las pistas

miles de nuevos romances

y otros tantos avances

llenos de nueva ilusión
treinta líneas en canción
tararean los balances.

Treinta mil escuelas abren

la mascarilla, un recuerdo…

políticos sin acuerdo

su estéril lucha reabren.

Por cien tratos que apalabren,

no cumplirán sus porfías,

mil residencias vacías

los nietos con los abuelos

terminaron los desvelos

septiembre acaba sus días.

Y ciento veinte jornadas 

nos aguardan para al fin

desde un distante confín

a cien leguas alejadas,

las malas noticias dadas

sean recuerdos lejanos

y se abracen los humanos

sin miedos y sin medidas

ilusiones desmedidas

compartirán los hermanos.

Este noviembre no hay olas

salvo las del ancho mar

que vienen a retornar

sonidos de caracolas.

Los enfermeros a solas

recuperan la esperanza 

de que una nueva matanza

no volverán a vivir

y dejarán de sufrir

mas nunca tendrán venganza.

Por fin dos mil veintiuno

con mil nuevas ilusiones,

proyectos, celebraciones,

un año como ninguno,

no habrá sido inoportuno

sino una oportunidad

para ver con claridad

que hoy es hoy, que no hay mañana,

que nuestra vida es liviana

entre tanta inmensidad.

Beatriz Barragán Fernández © 28.12.2020

No responses yet

Por favor acceder para comentar.